¿Qué debo considerar sobre el terreno para construir mi propiedad?

Una vez que invertimos en parcelas, todos soñamos con construir una propiedad que se adapte a nuestros intereses, gustos y que por supuesto, pueda perdurar en el tiempo con las mejores condiciones. Para que esto pueda cumplirse, y tu propiedad pueda mantener y aumentar su plusvalía, hay que tener en consideración el tipo de terreno en el que estás construyendo, sus ventajas y cualidades específicas. Ten en cuenta los siguientes detalles antes de empezar a construir.

Terrenos planos

Los terrenos planos son superficies que no presentan ningún tipo de desnivel. Se consideran uno de los más aptos para la construcción ya que no representan mayor dificultad para la elaboración de un proyecto.

 

Consejos para construcción:

  • Considera siempre las características del terreno, cuál es el tipo de suelo. Por ejemplo, los suelos duros y resistentes permiten una cimentación más sencilla , en cambio las zonas más blandas, cercanas a movimientos de aguas o de relleno pueden necesitar más trabajo.

  • La orientación y entorno de tu propiedad será clave para determinar la estructura de tu construcción, por ejemplo: qué espacio contará con luz directa del sol o si hay  árboles, colinas o estructuras altas cerca que puedan limitar este recurso.

Terrenos en lomajes

Las parcelas en lomajes son aquellas que cuentan con algunas irregularidades en su superficie, tienen lomas que pueden ser suaves o pronunciadas. A pesar de que pueda existir una mayor complejidad para construir que en terrenos planos, muchas veces suelen ser más económicos, lo que puede presentar una gran oportunidad de inversión.

Consejos para construcción:

  • Considera siempre las características del terreno, cuál es el tipo de suelo. Por ejemplo, los suelos duros y resistentes permiten una cimentación más sencilla , en cambio las zonas más blandas, cercanas a movimientos de aguas o de relleno pueden necesitar más trabajo.

  • La orientación y entorno de tu propiedad será clave para determinar la estructura de tu construcción, por ejemplo: qué espacio contará con luz directa del sol o si hay  árboles, colinas o estructuras altas cerca que puedan limitar este recurso.

Terrenos a orillas del río:

Como dice su nombre, son parcelas que se ubican cerca de los ríos. Al contar con acceso a agua, su plusvalía es mayor que una propiedad de terreno seco, ofreciendo una mayor oportunidad de inversión debido a su mayor demanda. Además, en caso que el agua no sea potable, puede utilizarse para uso cotidiano, como para regar jardines, llenar piscinas y el funcionamiento interno del hogar.

Consejos para construcción:

  • Procura informarte de todas las características del terreno y de su relación con la orilla del río, como por ejemplo: metros de orilla, vistas, características de la orilla, pendientes, orientación, accesibilidad y conectividad. 

  • Revisa el tipo de suelo y qué tipo de construcción es más apropiada para este, para que pueda permanecer en las mejores condiciones a lo largo del tiempo y mantener una ventaja si decides vender tu propiedad más adelante. 

Tomando en cuenta todos estos consejos ya podrás elegir tu parcela con mayor claridad. Recuerda que puedes contactarte con nuestros ejecutivos de DMG Propiedades para asesorarte en todo el proceso de compra.